Cochinillo de Segovia para Asar 4,5 Kg

75,60 € IVA incluido

16,80 € por Kg IVAincl

Fabuloso cochinillo de Segovia para asar, un plato único y muy nuestro.

El cochinillo os lo enviamos perfectamente envasado al vacío, ya limpio y marcado para asar, solamente deberás preocuparte del asado, que estamos seguros ¡será un éxito!

Tiene un peso aproximado de 4,5 Kg la pieza.

Logo Cerdito MasmitLogo Tierra de Sabor

El cochinillo es un plato único, muy nuestro, es el eje de la cocina segoviana, espectacular siempre tanto a la vista como al gusto.

La crianza del cochinillo es exclusivamente a base de leche materna para que mantenga ese sabor tan especial.

El tamaño del cochinillo no debe ser superior a los 6 Kilogramos, siendo su peso óptimo entre 4,5 a 5,5 Kg. En Masmit realizamos esta cuidada selección para que siempre disfrutes de las mejores piezas garantizando su origen nacional.

Cochinillo de Segovia ¿Dónde se compra? ¿Cómo se hace?

Los platos y recetas con el Cochinillo de Segovia son considerados unos de los mejores y con el sabor más tradicional de nuestro país, no sólo en Navidad, sino el resto del año.

El asado más popular de este producto es el que se hace en Segovia, provincia de Castilla y León, donde en 2002 fue catalogado por el Consejo Regulador como marca de garantía y producción protegida.

Actualmente existen granjas especializadas en producir el Cochinillo bajo los estándares de este Consejo Regulador, que entre otras cosas fijan, no sólo el ámbito de producción sino su peso y edad. Debe estar entre los 4,5Kg a 6Kg aproximadamente y no superar las 3 semanas, por eso es también conocido como lechón.

Algunas de las características de este tipo de carne son las siguientes:

  • Es una fuente importante de minerales (potasio, fósforo, magnesio…)
  • Su grasa es en su mayoría mono insaturada. Esto es, ácidos grasos saludables.

La forma tradicional de hacerlo es asado en horno de leña, la pieza completa, de ahí que se le conozca también como tostón, por el color y crujiente que coge la piel del cochinillo después del asado. Es algo que, sin lugar a dudas, es único... el poder saborear el crujiente con la suavidad, sabor y jugosidad de su carne y grasa de lechal, ya que es alimentado con leche materna.

Para hacerlo correctamente al horno se suele partir el cochinillo entero al medio, por la zona del espinazo. Una vez abierto, podemos salpimentarlo al gusto para posteriormente colocarlo con la piel hacia abajo sobre una cazuela de barro. En la cazuela, además de agua, podemos añadir algo de manteca, hierbas aromáticas, ajos, laurel… Ciertamente hay muchas recetas, aunque los más puristas son de la opción de no saturarlo de condimentos, ya que de por sí, tiene un sabor delicioso que es mejor no camuflar.

Una vez preparado ya es meterlo al horno y esperar alrededor de unas 2h 45m a 3h, dependiendo un poco del peso y de la fuerza del horno. Y una vez hecho, ya sólo queda disfrutarlo. Como curiosidad, decir que en Segovia se suelen partir las porciones con un plato delante de los comensales que luego se rompe. Una tradición no sólo sabrosa sino vistosa, que deja ver la extrema terneza de este producto.

Otra forma de hacerlo es Cochifrito, pero, ¿qué es? Es el lechón cortado en porciones pequeñas, de forma cuadrangular o rectangular, y que normalmente se hace frito, con el aceite muy fuerte, para que quede tostado por fuera, pero la carne suave, de ahí su nombre. Es otra forma de degustar el cochinillo que seguro te sorprenderá.

El Cochinillo siempre se comercializa entero y se caracteriza por su color blanco exterior y algo más rosado en el interior. En nuestra Carnicería online podrás comprar Cochinillo de Segovia con un peso de 4,5Kg durante todo el año.