Micuit de Pato Pieza 500 gr

31,00 € IVA incluido

62,00 € por Kg IVAincl

Mi cuit significa medio cocido, semiconserva. Se cocina el hígado al baño maría con sal y pimienta, durante poco tiempo y a una temperatura de entre 75º a 85ºC.

Es de textura suave, manteniendo todo su sabor en el paladar. Se debe conservar refrigerado, si bien es aconsejable sacarlo de la nevera unos 20 minutos antes de consumirlo o degustarlo.

Pieza de 500 gr envasda al vacío. 

CONSEJO:

Corta el mi cuit en virutas o finas láminas y sírvelo solo, con unas escamas de sal que potenciarán su sabor, acompañado de unas tostaditas de pan con pasas, o con una reducción de Pedro Ximénez… ¡el resultado en cualquier caso será impresionante!

* Debido a la gran demanda que tenemos de estos productos actualmente colaboramos además de con Le Chateau de Canard con la empresa Delicass, ambas con todos los certificados y máximas garantías de calidad.

¿Qué es el Foie y el Micuit? ¿En qué se diferencian y cómo hacerlos?

¿Quieres acercarte un poco más estos dos extraordinarios productos? El Foie y el Micuit, ambos considerados Gourmet y de reconocido prestigio internacional.

Presentes en las mejores elaboraciones y restaurantes, de hecho, son un placer milenario, ya que se conoce el consumo de este delicioso manjar en culturas antiguas. Si bien es cierto que su apogeo no llegó hasta el S. XVIII en Francia, el mayor productor a nivel mundial.

Ambos productos provienen del Pato, Oca y Ganso, aunque el más común es de Pato. Estas aves se caracterizan por acumular grasa en el hígado que posteriormente les sirve para las largas migraciones. Actualmente, este proceso de sobre alimentación se realiza en granjas.

Foie Gras

El Foie Gras es un término francés que se traduce literalmente como 'hígado graso' y para considerarse como tal en la Comunidad Europea debe tener un peso mínimo de 350gr. Los que os ofrecemos en Masmit tienen un peso medio de 750gr y son de producción francesa, el país con más tradición en la elaboración de esta delicatesen.

El Foie Gras tiene una forma relativamente triangular algo alargada y está dividido como en dos lóbulos, uno de mayor tamaño que el otro. De sabor y textura suaves, se caracteriza también por su color amarillento, debido a la alimentación con maíz.

Estos productos son muy tradicionales de nuestras fiestas de Navidad, bien de aperitivo o entrante, como acompañando muchos platos como el delicioso Solomillo de Ternera al Foie. Se puede hacer también a la plancha, al horno…

Muchos piensan que el Paté es el mejor producto, pero contrariamente a esta creencia y, atendiendo a la pureza del producto, primero es el Foie Gras que es 100% hígado. Le sigue el Micuit y, por último, el Paté. Este último puede contener otro tipo de carnes y en muchos casos no es 100% Foie.

¿Cómo se hace el Micuit?

El Micuit de Pato no es más que el hígado graso semicocido. Se le conoce también como Foie Micuit, y con esta cocción conseguimos alargar su conservación y, por tanto, su posterior consumo.

Contrariamente a lo que muchos piensan, no es una elaboración complicada, aunque sí requiere de tiempo. Hay que tener algo de paciencia para luego disfrutar del resultado… Os vamos a explicar cómo lo podéis hacer vosotros en casa:

1.- Comprar un Foie Fresco de Pato.

2.- Lo sumergimos en leche durante unas 5 o 6 horas con una cucharada de sal (esto nos ayudará a poder desvenarlo de manera más sencilla posteriormente) y guardamos en la nevera.

3.- Una vez enfriado correctamente, lo sacamos de la nevera y lo dejamos a temperatura ambiente durante 45 minutos. Lo abrimos con cuidado y buscamos la vena principal para ir retirándola con cuidado. Probablemente se nos quede abierto como un libro. Una vez desvenado y por la parte interna, echamos unos 10gr-12gr de sal por Kg de Foie y podemos macerarlo con un pellizco de azúcar, algo de Coñac, Oporto o licor similar y pimienta -ya depende del gusto de cada uno-.

4.- Volvemos a cerrar el Foie y lo vamos enrollando en papel film como para hacer un cilindro. Hay que apretar bastante para sellarlo de forma correcta y evitar que posteriormente entre agua. Es recomendable enrollarlo en varias capas de film. Una vez hecho este paso, lo reservamos en la nevera al menos 1 día para que la maceración sea perfecta y coja todos los matices.

5.- Por último, debemos cocerlo. Lo recomendable es hacerlo al vapor durante 15-20 minutos a fuego medio-alto, dependiendo del peso del Foie. Después le damos la vuelta y cocemos otros 6-8 minutos. Para terminar, lo sacamos y lo colocamos en una fuente con agua y hielo para así cortar la cocción. Cuando veamos que está frío, lo reservamos en la nevera durante al menos día y medio. Transcurrido este tiempo ya podremos degustarlo. Como veréis, se podrá retirar muy fácilmente el papel film en el que está envuelto y la grasa que quedará en la parte exterior.

A la hora de consumirlo es aconsejable hacerlo en rodajas para degustarlo correctamente. No es un paté, así que no es necesario untarlo. Lo podemos acompañar con finas tostadas de pan y un buen vino tinto y ¡A disfrutar!

Productos relacionados